martes, 7 de diciembre de 2010

Haceme el favor y apagá eso. No me niegues así con la cabeza. No me niegues así con el pelito. Es que me pega cerca de la boca y me dan ganas de morderlo. Bueno, pero apagalo. No me niegues así con los ojitos. Todos apretados y llenos de arrugas. Terco que sos. No me niegues así con la nariz, sé que vos también olés lo que yo. Y también sé que no te gusta oler lo que olés, porque los ojos se te vuelven vidrio. A mí no me gusta porque el tóxico me molesta todo adentro. No puedo mirarte si sigue prendido. Apagalo. No me niegues así con las manos, siento que me atajan, y no quiero que me atajen. Vos soltame, dale, dejame seguir así, pidiéndote por favor que lo apagues. Ese tipo es demasiado hipócrita, lo ves? Ahí, el de la tele. Se hace el interesado y sólo quiere la guita. No seas así, no hagas todo por la guita. Si lo pensás un poco te das cuenta que no es tan importante. No seas así, hacelo porque te importa, porque te interesa. Quiero que se duerma y que deje de mentirnos a todos, si sabemos todos que lo hace por plata. Ah, lo apagaste, no me había dado cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario