domingo, 28 de marzo de 2010


Somos treinta. Muchas vidas, muchas caras, muchos ojos. Sesenta exactamente. Sesenta ojos que buscan conocerce. Sesenta ojos que buscan escuchar, sentir, reir. Vamos a estar juntos por 5 años. Al menos la primer semana estuvo muy bien. Somos treinta. Y esos sesenta ojos me caen bien.

domingo, 21 de marzo de 2010

22

Mañana me voy a levantar a las 6:30, y ni yo se hace cuánto eso no pasa. Mañana me voy a vestir bien. Mañana empiezo la secundaria. Mañana voy a saber si todo lo que imaginé es. Mañana voy a tener las uñas lindas. Mañana me enfrento con los profesores. Mañana soy nueva.

Hoy, por el momento, los nervios y la ansiedad me consumen. Hoy tengo las uñas descuidadas. Hoy tengo puesto un pijama viejo y una remera sucia. Hoy no tengo tarea. Hoy no tengo profesores. Hoy soy nueva.

Es difícil pensar que todo va a ser distinto. Cole nuevo, compañeros nuevos. Incluso estilo nuevo.

Deseenme suerte.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Las cosas cambian.
Uno va. Vuelve.
Desaparece y reaparece.
Crecés. Y a veces querés volver a ser chico.
Entendés todo... por dos segundos.
Te sentis perdido, perseguido.
Seguramente cerrás los ojos y volás.
Caes de nuevo en la tierra.
Llorás y reis, incluso a la vez.
Mutás.



_______________________________Y es lindo saber que
________________________________ tus amigos van a estar con vos
___________________________en cualquier momento
_____________________________en cualquier lugar
____________________________________para ayudarte
____________________________________________y sonreirte
_______________ los amo con todo mi ser

sábado, 13 de marzo de 2010

Apartarme los pelos de la cara se volvió una tarea difícil en el medio de ese ataque de risa. Los mechones invadían mi vista y no sabía si dirigir mis manos a ellos o a la panza, que se doblaba de tantas carcajadas.El aire me faltaba, pero no me molestaba en lo más mínimo. Prefería necesitar aire y estar en ese estado, que tenerlo de sobra y estar aburrida.
Chocaba contra todo, y cuando al fin mis pies respondían, un nuevo grito los quebraba, con una facilidad asombrosa. Parecía torpe, enormemente torpe y feliz.
De repente algo cayó a mis pies, y pude sentir que era mi amiga. La risa la había vencido a ella también. Mezcla del golpe y del estado en el que estaba, cai sobre ella. Y la carcajada no paraba.
Cuando ya parecía que habíamos agotado nuestra capacidad, respirábamos agitadas y nuestras extremidades temblaban, ella me preguntó:
-¿De qué nos reíamos?
-No se.

domingo, 7 de marzo de 2010

Bicho de ciudad.

Miré hacia el cielo de Buenos Aires, celeste pero abrumado y tapado por los centenares de edificios que lo rodeaban. Supuse que ese día el sol ardía, pero esos monstruos de muchos pisos no me dejaban descubrirlo.
El calor aplastaba, la sombra parecía demasiado débil como para ayudarme a evitarlo. Para olivdarlo un poco, saqué mi reproductor y me puse los auriculares en las orejas. Creo que hasta sentí que éstos se desintegraban. La música se escuchaba difusa, lenta, pesada y pegajosa. Caminar se hacía casi imposible. La ropa parecía adherida a mi cuerpo. Y esos malditos edificios seguían mirándome.
En ese momento me puse a pensar que había veces que realmente odio esta ciudad, pero que también la amo. Es muy parecida a un chico, ¿no?

miércoles, 3 de marzo de 2010

Desaparecer no suena tan mal

Hoy me di cuenta... que tanto a la gente increíblemente
buena
como a la increíblemente
chota
le firman mucho el muro del facebook.
Alta mierda.
Alta paradoja.
¿es paradoja?
Al final, mi amigo tenía razón: facebook existe para deprimirte y volverte antisocial





estoy considerando no usar más la cuenta esa, quizá la locura ya me pegó duro.