viernes, 29 de enero de 2010



Nothing can stop US.
We're strong enough.
You&me
Friends forever

domingo, 24 de enero de 2010

Hasta los 18

El 26 de diciembre lo entendí. Al verlas pude comprender lo que iba a ser separarme de ellas. "¿Qué va a ser de mí en la secundaria sin ustedes?" pensé mientras nos abrazábamos con fuerza, como si no hubiésemos querido dejarnos ir. Sabía que, en contra de lo que muchos nos dicen, nos íbamos a seguir viendo. Y eso lo mentengo hasta el día de hoy. No pienso separarnos de ellas, las necesito, las quiero, las atesoro como si fuesen oro.

Todavía recuerdo lo que se sintió ese vacio el 26. El famoso nudo en la garganta, el temblor en los dedos. Puedo acordarme, porque lo senti hace poco. Cuando supimos que lo nuestro no podía acabar en "nada", decidimos guardar nuestros recuerdos materiales, en una caja. Ésta retendría nuestra amistad desde los 13 cortos años de edad, hasta los avanzados 18. Contendría papeles, regalos, cartas, y todo aquello que haríamos en esos largos 5 años. Es notable que no somos como los demás, no queremos estar separadas, y no podemos.

Supongo que muchos dirán "pero terminás viéndolos una vez al año a tus compañeros de primaria". ¿Quién dijo que ellas eran mis compañeras de primaria? son mis compañeras de vida.

Lo único que nos queda hacer, es elegir una bonita caja, decorarla con esfuerzo, mantenerla en uso 5 años y, lo más importante, seguir juntas.

(Historia basada en hechos personales y recientes)

domingo, 17 de enero de 2010

República Oriental del Uruguay

Pensar en mis primeras vacaciones fuera del pais me entusiasmaba. Cuando supe que, el improvisado plan de que una de las personas que más adoro nos acompañara, se había logrado, asumí que iban a ser unas vacaciones increíbles. Y lo fueron. Desde la subida al Buquebus hacia Montevideo, la subida de Juli en el kilómetro 70 1/2, y la llegada a Punta del Diablo, hasta el primer pie en Buenos Aires a la vuelta. Fueron simplemente geniales.
Adoré La Manola, adoré Punta del Diablo, adoré estar con mi mamá, adoré la playa, adoré el mar, adoré los días, adoré el pais, adoré las patas en la arena, adoré la hamaca paraguaya (que nos robaron), adoré Biarritz, adoré el Burako, adoré los licuados, adoré las mil millones de risas, adoré la casa de Martita, adoré a Julita (hija de Jorge), adoré poder gozar de la más hermosa de las libertades, y sobre todo... adoré pasar todo esto con Julia, Ju.
Más que adorar todo lo que pasamos, te adoro, con todo mi ser, a vos. Porque hiciste de estas unas vacaciones hermosas, porque siempre hablábamos de algo, porque sos increíblemente importante para mí, y porque brindamos con botellas por una secundaria juntas.
Nunca voy a poder olvidar los "MO-JA-RRITAS", a Ruben&Tito*, a los topos, a los pehelagartos, y MUY ABAJO, a nosotras. Al chico ese que pasó el primer día BAAAAAABA, a la que te saludó con cara de loca, los "comemos? DALE, COMAMOS! PODEMOS COMER, comer y comer", la cara "ZZZZZZZ", los "FA..." (censurado), las recetas gourmet, el pianista loco, y los videos:
  • You're the One That I Want (en el que ligaste una gran trompada)
  • Kiss Kiss
  • Like a Virgin (y mi paso de Mick Jagger)
  • Quiero Mover el Bote
  • The lion sleeps Tonight (SEEEE)
  • Lo Hecho Está Hecho.
Y JAMÁS, voy a olvidar estas vacaciones. Te amo con todo, y creo que más, sos increíble.


*) Ruben es rápido como una tortuga, inteligente como una lombriz, ágil como una mesa, flexible como una lámpara de metal, y masculino como el rubio de Project Runway.

Tito es inteligente como la serpiente, rápido como el tigre, audaz como el gato, fuerte como el gorila, ágil como un águila, y masculino como ELLA

martes, 5 de enero de 2010

Al segundo nivel.

Por fin el esperado momento llegó. Después de meses torturada y con la cabeza entre las manos llena de tensión llegué al final: las V A C A C I O N E S. Y, ¡qué vacaciones! Estoy casi todo el tiempo saltando de felicidad, contenta porque logré mi cometido. La razón del hecho de que me pasaba los días contando cuánto faltaba, y aunque el tiempo pasaba, me parecía que el calendario me jodía y nunca se movía. Ahora soy libre, nada ni nadie me frena a mi plena felicidad. Puedo salir, reir, gritar, hablar, cantar, bailar... y todo eso, sin tener que sentarme a estudiar después. ESTO es placer.
Me voy a tomar un tiempo para analizar mi año, pero rapidito rapidito. Dejando de lado todo el ingreso, o al menos la parte del estudio, considero que crecí en muchos aspectos (y no me refiero a madurar, para eso hay tiempo). Aprendí a hacerme respetar por esas personas que antes me pisaban, a lograr cierto balance, a tomarme mis tiempos, y a mantener mi vida social aparte del estudio (LOGRO, GRAN LOGRO). Además, conocí personas hermosas: Ine, IneB, Dai, Sami, Cami, los pibes de la 106 (H), Marti, Juli, JuliB, Ro, Huili. Simplemente gracias por todo, son increíbles, los amo.
Ahora bien, el tema principal (música maestro): la temerosa SECUNDARIA. Pánico, terror, miedo. Buenísimo, entré a la secu que quería, genial, fiesta, WI, pero el hecho de ser de secundaria asusta. Es todo distinto. No más maestras, no son los mismos compañeros que antes, no más "me lo traes mañana", no más la imposibilidad de llevarse materias, no más. Sean bienvenidos los unos, los amigos nuevos (: , los nuevos horarios, el sistema que voy a entender en cuarto año y ya va a ser tarde.
Todavía no entiendo que voy a ir a la secundaria, es como que no termino de comprenderlo. Y lo que es peor, no se nada. Voy a pararme en ese enorme edificio, insignificante, chiquitita, minúscula, novata. No voy a saber orientarme, no voy a saber en dónde queda mi aula, no voy a conocer a las profesoras ni de nombre, no voy a saber nada. Supongo que se aprende con el tiempo, y que todos los de primero (para colmo somos los más chicos, el centro de burla de los otros) estamos en la misma posición.
En fin, todo va a ser nuevo para mí. Por un 2010 hermoso.