domingo, 27 de diciembre de 2009

-Desperate de esa fantasía inútil en la que vivis. Despertate ya del sueño que te tiene presa. Mirá la realidad de una buena vez. Bastante cuesta ya verte perdida en medio de una conversación normal, sumida en la nada misma. Esa nada que para vos es algo. Despertate.
-¿Para qué?

No hay comentarios:

Publicar un comentario