domingo, 27 de septiembre de 2009

Mr. Future:

Me presento, soy Mara y vivo en mi presente, es decir, tu pasado. Tenés suerte, ¿sabías? sabés todo eso que va a pasar, los sentimientos, acciones y pensamientos de los humanos del mundo. Eso es tener poder. Sin embargo, tu capacidad está limitada, porque no podés cambiarlo, eso depende del Sr. Destino, del cual hoy no vamos a hablar. Te sentís impotente, ¿no?. Bienvendio a mi planeta, y al de otras millones de personas. Igual, nosotros estamos peor, porque lo único que podemos hacer es "suponer", imaginar un futuro limitado a nuestros escasos conocimientos, dejando de lado cientos de factores que influyen. Eso es impotencia. Como cuando una crea una vida acorde a sus gustos, inventándola perfecta y armónica, completamente imposible.
Pero, ¿te digo algo? Lo prefiero así (aunque siempre tuve ganas de saber cómo seré de grande), porque sino todo pierde la magia, la de la felicidad y la del odio. Sí sí, todo tiene su magia, hasta lo más feo. Desaparece el ansia, eso que hace que nos comamos las uñas, nos arranquemos mechones de pelo y crea una chispa inquieta en nuestros ojos. Se va la sorpresa, lo que nos hace aflojar la mandíbula, apretar los puños y gritar, de alegría o de enojo. Se extingue la autenticidad y espontaneidad del momento, porque vosya losabías, lo descubriste, lo viste. Se pierde todo.´
Más allá de eso, te respeto y te admiro, sólo te pido que no me visites antes de tiempo.
Saludos, Mara.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Good Enough

Primero que nada y antes que todo, previo a contarles mi situación, quiero desearles a todos una feliz primavera.
Ahora, paso a contar:
Soy la típica chica "yyyy, si no queda nada mejor", en cualquier cosa, para mis amigas, para los chicos, para todo. Nunca demasiado buena para nada ni para nadie. NONO, miento, soy buena para escuchar a los demás, ponerme en su estado (llorar, reír, etc.), aconsejar y que después esas personas no me consideren nada muy importante. Es humillante, horrible, y realmente no se lo deseo a nadie. Digo: ¿qué le importa al blog lo que me pasa? YYYY, lo que pasa es que si yo se lo plenteo a alguien me dice "Mara, estás loca". Quizá sí, pero estoy segura de que algo falla en este mecansimo. Tal vez lo que no funciona soy yo, o mi forma de ser. Mis "amigas" (destáquence las comillas, porque algunas pongo en duda que lo sean) se sienten mal y yo, la idiota, se acerca y les pregunta que pasó, para que después vayan y cuando la que está mal soy yo, se hagan las boludas y miren para otro lado. Y, si de personas hablamos, mi suerte con los chicos va de mal en peor. Ojo, no digo que tengo 40 años y soy la tia soltera de la familia, pero qué se yo, veo a mis amigas, y sobre todo ahora que empieza la primavera, con novio o alguien ahí que les tira onda y me tiento. Aparte, no soy una chica muy linda (mejor, sáquese el MUY) y lo digo en serio, porque cuando me siento bien conmigo misma UNA SOLA VEZ, cae alguien (siempre están los que quieren cagarte) y me hace sentir mal, diciéndome a todas las personas que las piropean, todas las personas que dicen que son lo más, resaltándome mis defectos, sintiéndose superiores, diciéndome todo lo que ellos son y tienen y yo no soy ni tengo. Así no se puede, qué quieren que las diga. "Fueron felices y comieron perdices" ¿ALGUIEN PUEDE DECIRME EN DÓNDE ESTÁN MIS PERDICES?¿CON QUIÉN VOY A SER FELIZ? DIOS! Me desepero.
Lo peor, es que toda mi vida fue así, la segunda, la tercera, la décimo quinta. Guarda, quizá no es tanto así ahora, pero fui tan "usada" antes que el miedo y los recuerdos quedan. Recuerdos que son del año pasado, por ejemplo, errores que cometí de los cuales me arrepiento enormemente, y que si la que se equivoca soy yo es "nooooooooo, merece morir" pero si es otra persona es "y bueh, no lo hizo a propósito" PERO LOCO, ¿QUÉ LE PASA A LA SOCIEDAD QUE HACEN TODO MAL? si yo cometo un error, o lo comete Pepito, o lo comete Bush, es UN ERROR! no pasa por quién lo hizo, está mal y punto! Otra cosa en la que TODOS LA PIFIAMOS, y ya lo dije, y lo voy a decir hasta que me aleje de esas personas, son las que se aman y no lo admiten o dicen "si soy horrible" para que otros digna "nooo,sos hermos@". Esconden lo geniales que se creen pero no son, simulan tratar bien a personas que son su blanco de destrucción y pretenden que se las llame "buenas personas", les importa su "yo" su otro "yo" y su "soylomáslosdemásquesematentotalloúnicoqueimportaacasoyyoyoyyo" (intenten leer) MAAAH, SEE, MATATE, PEDAZO DE HIPÓCRITA! Para colmo cuando no te prestan atención, o no están de acuerdo con vos están todos equivocados o son todos idiotas/inútiles EN QUÉ CLASE DE HUEVO DUROS VIVÍS QUE NO TE DAS CUENTA DE QUE HAY OTRAS PERSONAS Y NO TODOS PIENSAN IGUAL? EH? EH? EH?
Me cansa, los humanos, mas bien de los cuales estoy rodeada, me hacen mal, no me siento bien conmigo, con nadie, pienso que todos pretenden quererme, que se ríen de mí, que soy ridícula, que soy estúpida, que antes de estar conmigo un chico se tira de un quinto piso, que todo lo que hago está mal, que yo estoy mal, que no valgo nada, que soy egoísta, que nunca pienso en nadie, que soy soberbia, que... no sé, la verdad no me entiendo. Pero, más de uno debe sentirse así: te mareas, preferís no ir a bailes o esas cosas porque sabés que terminás deprimiéndote, sentís que nadie te entiende, que todos te menosprecian, que te miran con cara de "JAAAAJAJAJAJ, pensás que sos alguien? que me importás?" SIEMPRE, segunda, nunca primera, siempre prgunto yo cómo se sienten ellos pero a mí nadie me pregunta ( diiiigo, que nadie se preocupa, no que tienen que estar siempre conmigo y esas cosas horribles de mafia italiana).

¿VIERON QUE FEO? ¿VIERON QUE TRATANDO COMO TRATAN LOGRAN ÉSTO?

p.d: a esas personas hermosas que no hacen más que cuidarme, sepan que las adoro, con el alma, pero lo bien que me hacen duran poco, comparado con lo mal que me hacen otros.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Strangeland.

Desde el vidrio empañado de se veía una chica de ojos curiosos, cerrados y tranquilos, con mechones de su pelo caprichoso a los costados del cuerpo, algunos acariciando su cara, y otros desplegados por todo el asiento.
El silencio aturdía, pero le daba el marco perfecto a la imagen de la estatua que era la niña y eso sacaba toda incomodidad.
Ella, ajena a todo, estaba maravillada por el mundo al que había llegado, lleno de caminos y árboles. La rodeaban seres que la miraban extrañados, temerosos y hermosos. Sus cuerpos, de un color inexistente, se amoldaban a las cortezas a medida que se acercaban, el sonido sordo de sus pasos encantaba y sus ojos le daban una dosis de adrenalina hasta al más valiente e ignorante. Miles de direcciones, trillones de seres, un humano, cantidades de ojos, y un sentimiento: la admiración. La chica se sentía extraña, pero no le importaba, no sabía ni lo que sentía, esos desconocidos dueños del lugar la acorralaron y la examinaron. La masa de movimientos la rodeó y, cuanto más se acercaban, más magia sentía la extranjera.
Una fuerte sacudida, diferente a cualquier toque de aquellos seres, la despertó. Algo había cambiado, sus ojos de un color distinto, o la magia que la acompañó siempre a partir de ese día.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Mucho, poco.

Me siento extraña. Extraña en mi propio grupo de amigas. Amigas con las que no comparto gustos. Gustos de ropa, de música, de chicos, de mucho. Mucho, mucho es lo que extraño los viejos tiempos. Tiempos de cambio son los de ahora. Ahora conozco a otras. Otras chicas hermosas. Hermosas son las cosas que me dicen para hacerme sentir mejor. Mejor me sentiría si no me sintiera marciana. Marciana en mi propio grupo de amigas. Amigas que parecen desvanecerse. Desvanecerse ante mis ojos. Ojos que no ven corazón que no siente, dicen. Dicen tanto. Tanto poco. Poco y mucho. Mucho amo a mis amigas. Amigas que, supongo, me quieren. Quieren quererme, dicen. Dicen que soy mucho. Mucho ¿qué?. Que complicado lo que siento. Siento algo que no puedo explicar. Explicar no es fácil. Fácil es gritar, y descargarse. Descargarse de todas las angusitas. Angustias que odio, que no quiero sentir. Quiero sentir felicidad. Felicidad, mucha. Mucha alegría. Alegría que siento al estar con amigas. Amigas que siento distantes. Distantes y cercanas. Cercanas y lejanas. Lejanas, filosóficamente. Filosófico es mi sentimiento. Sentimiento feo. Feo el sentirte distinta a tus amigas. Amigas que amo. Amo a mis nuevas amigas. Amigas viejas, que adoro. Adoro tanto. Tanto a mis amigas.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Encontrá las 7 diferencias.

Es increíble como una palabra, un pequeño conunto de letras puede modificar radicalmente una frase:
I LOVE you so much
I HATE you so much.

Impresionante, dos palabras tan distintas (y fijense que tienen, incluso, la misma cantidad de letras) pueden llevar a los polos opuestos una oración tan similar de contenido. Siguiendo con los parecidos, las dos son muy usadas en todo el mundo, en gran cantidad de idiomas, y por infinitas personas.
Otro ejemplo es el de como un color puede significar varias cosas:
Verde: esperanza, el color de la vida y todo lo que nos rodea.
Verde: Envidia, celos, lo peor de los humanos.

Rojo: pasión, amor.
Rojo: sangre, muerte, algo a lo que muchos le tienen terror.

Lo peor, es que los dos van del extremo más hermoso, al más feo y, seamos francos, el más USADO, el más común entre nosotros. Creo que la raza humana nunca va a dejar de sorprenderme, a tal punto, que ya somos predecibles.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Reflexiones I

El otro día estaba riéndome con unas amigas, y me dediqué dos minutos a mirarlas a todas, analizarlas, estudiarlas. Es raro pensar que siento que mi vida depende de ellas, de esas personas tan humanas como yo, que sienten y caminan de la misma forma en que yo lo hago. Asimilar que todas tienen una historia, y entender que a partir de un punto todas se juntan es extraño. Sin embargo, siempre pedimos más del otro. No nos alcanza con su amistad, algo mágico pero poco entendido, ¿no? NOOOO, tenemos que exigirles que, encima, estén todo el tiempo opinando como vos, que estén SI O SI cuando vos las llamás, que se rían cuando vos te reís, que sean robots.Al final, más que amigas son sombras, asquerosamente iguales. No, me cansé, yo valoro a mis amigas tal cual son, con su existir me alcanza. Me mandaré todas las cagadas que me mandaré, pero las amo, y con eso debe bastar.
Por otro lado, es increíble como hay tantas diferencias entre seres de la misma especie pueden ser tan distintos. Mis amigas son, para mí, claro está, y ahi vuelve lo de la relatividad, son increíbles, me ayudan en todo. Pero algunas quieren deshacer todo lo que hacen ellas, quieren tirarme abajo, quieren dehacerme a mí. Y al lado suyo me siento insignificante, estúpida, inútil. Sé que no es mi problema, es decir, que ellas me implantan esas dudas, pero yo ya no puedo más. Hago todo, ignoro, me peleo, me enojo, y nada sirve, ¿por qué? porque ellas dedicaron toda una vida a ser caretas y a arruinar a otras, en cambio, yo, que si bien cometo muchos errores, intento no implantar planes de suicidio en nadie, no logro nada con sólo enojarme. Ellas tienen el campo de batalla y los dados, mi siguiente acción está en la suya, porque las muy PUTAS, no tienen vida y quieren romper la mía. Me siento sola, pero hace poco me enteré (y esto me dio mucha felicidad) que muchas tienen en claro como actúan, que soy mucho para ellas y que no había comparación(ahi ya se fueron al carajo). Me sentí feliz, muy feliz.
En síntesis: quiero estar rodeada sólo de amigas.