lunes, 31 de agosto de 2009

Identificador de llamadas...

Tuuuuuuuuuu tuuuuuuuuuu...
-¿Hola?
-...
-¿¡Hola!?
Click
Así estuve toda la tarde, creo que ahora puedo repetir de forma perfecta, como lo hace él, y entonar asombrosamente bien su "hola", su perfecto y hermoso "hola". Yo sé que soy ridícula, pero es algo más fuerte que yo, no puedo manejarlo. Cada vez que escuchaba su voz, necesitaba más. ¿Estoy loca? no, no creo, es normal volverse prácticamente loca de amor, ¿o no? Basta, es normal y punto. La última, me prometo que es la última:
Tuuuuuuuuuu Tuuuuuuuuuuu...
-¿Quién sos?
Y otra vez los temblores, escuchar su voz me vuleve idiota, me voy del mundo, para viajar al suyo, y ser feliz, inmensamente feliz.
-¿QUIÉN SOS?
Click!
Si seré idiota, dios mio.
Tuuuuuuuuu tuuuuuuuuu...

domingo, 30 de agosto de 2009

Todo es relativo.

Cuando hay discusiones, se acusan mutuamente diciendo "él/ella miente". Analizemos:
*Uno cuenta su "verdad" de la historia, y OH, el causante es el otro.
*El segundo cuenta su parte y dice que no, que la culpa la tiene el otro.
Entonces, para una misma historia hay dos verdades, es decir, dos formas de verlo distintas. Para uno está mal, para el otro está bien, para algunos es feo, para los demás es lindo. Por lo visto, todo es relativo.
Relativo:
1. adj. Que guarda relación con alguien o con algo.

2. adj. Que no es absoluto.

3. adj. No mucho, en poca cantidad o intensidad. Daba a aquel asunto una relativa importancia.

4. adj. Discutible, susceptible de ser puesto en cuestión. Su opinión es muy relativa.


En fin, lo relativo, de forma vulgar, sería decir que todo tiene dos o más verdades. Ahora, sigamos, me puse a pensar, ¿qué tal si la relatividad es relativa? (los confundí, ¿no?) Quiero decir que, alguien muy seguro de su propia versión, opina de forma orgullosa que la ÚNICA, verdad, absoulta e incuestionable es la suya, por lo tanto descarta lo relativo del asunto por, al menos, un segundo.Y, si seguimos dándole vueltas al asunto, la relatividad de la relatividad es relativa. La culpa de mi reflexión extraña es de Einstein, díganle a él que me calle, mientras, escriban sus opiniones (si es que llegan a ser dos personas las que lean esto.)

lunes, 24 de agosto de 2009

What do you want from me?

¿querés gritar? gritá
¿querés reir? reí
¿querés llorar? llorá
¿querés amar? amá
¿querés cantar? cantá
¿querés imitar? imitá
¿querés crear? creá
Ahora, si querés vivir en este mundo, mejor pensalo dos veces.

lunes, 17 de agosto de 2009

cksdjaskdjopqweoqwo, punto y aparte.


GIODENCOWNZOALQOXMAAAJKSKS, hola gente. Hoy no voy a escribir hitorias ni guias sobre formas de vivir, principalmente porque nadie firma, tengo una sola nota musical y con eso no tengo ni para el "arroz con leche". Vayan acostumbrándose, suele importarme muy poco lo que la gente piense de mi grado de locura. Pregunten, por ejemplo, a las personas que se arriesgaron a caminar conmigo por la calle, sufrieron momentos de verguenza porque yo cantaba, saltaba, gritaba, saltaba y cantaba, gritaba y cantaba, en fin, miles de combinaciones extrañas. Pero ¿y qué? tengo doce fuckings años, todavía puedo gritar con amigos y no dar lástima, en consecuencia, tengo que aprovecharlouououououou, yeah. Ya que hablamos de esto, quiero decir que en mi grado corro, grito, en los recreos salto, le digo "¿qué te pasa?" a cualquier persona y logro que me miren con caras raras, una vez hasta me dijeron "¿sos de séptimo o de segundo?" Y yo me reí, total, la que disfruta aca soy yo y si te da verguenza, alejate, así me gano el odio de muchas personas. Otro lugar en el que deliiiiiiiiiiiiro mal es en el buenos aires, con ine (en las clases), y todos nos miran, ni que fuéramos grandes y seamos lastimeras, cuanto más te reís, más sano estás (por lo tanto, yo debería estar prácticamente en mi burbujita anti bacterias, pero prefiero arriesgarme y reírme en el mundo real), es MI amiga, MIS delirios, NUESTROS delirios, si no quieren participar váyanse. En los recreos aparece juuuuuu, y corro hacia ella y grito con ella, y nos reímos con ella, mucho. Con esto puedo decir que estoy rodeada de felicidad, pero, PPPPPPPPPPPPPPIIIIIIIII, maaaaaaaaal, hay gente que quiere cagarme la vida, bueh, todo no se puede, ¿no?. Mientras, intento evitarlos y quedarme con la gente que me hace bien. Bueno people, me voy, se salvaron de mis delirios, por ahora, esto no termina. Cambio y no tan fuera.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Perder.

Definitivamente, los humanos no estamos entrenados para perder. Nos duele, nos enoja, no lo entendemos. Perder a una persona es sentir que nos caemos, es quedarse ciego y perder la conciencia. Es desmayarse, quedar sordo, estar estático parado en un mundo dinámico. ¿cómo puede ser que te sacaron a alguien de tu vida y la gente camina, ajena a tu dolor y al de otros, vive, ríe, ¿cómo pueden reír? ¿cómo les sale?. Sentís mil cosas a la vez, todo, menos lógica, crees que se te olvidó caminar, pero mágicamente podés hacerlo. Pero...¿y el dolor?¿qué hacés con tu dolor? tarde o temprano llorás, dejando en cada lágrima palabras, insultos, todo. Cuesta tanto pensar que ese alguien no va a hablarte más, no vas a llamarlo ni verlo nunca más. Sólo te quedan sus recuerdos, esos que entre lágrimas te hacen reir, y mezclás salado con sonrisas. Total, es lo único que te queda, tenés que aprovecharlo, son esos momentos y tradiciones que tenías con esa persona, que nunca vas a poder dejar de recordar, y esa, es la mejor forma de pasar el mal momento.

lunes, 10 de agosto de 2009

Libertad Condicional.

A veces me siento presa. Termina el recreo y de nuevo a la celda. Los carceleros son los libros, y la llave, mi preciado e imposible diciembre. Es algo desesperante pensar que terminaste con un gran montón de tarea y, a tu costado, hay otra pila llena de estudio. Ocho, diez, veinticuatro horas de sueño no alcanzan, mi deseo es dormir hasta el 6 del último mes del año. Despertar me aterra, porque sé que me esperan, al menos, dos materias distintas a las que tengo que dedicarles parte de mi tiempo, y eso, justamente, es lo que me falta. Si no tengo instituto, ocupo al rededor de esas tres horas en hacer la tarea que éste demanda, que es mucha. Eso, multiplicado por tres más la tarea de la escuela es igual a horror. Lo acepto, yo me sobreexigo, pero mi felicidad al saber mis notas supera al cansancio y la condena al menos por una hora. No voy a dejar todo a medio camino, es decir, me comprometí a entrar y, en lo posible, pienso hacerlo, cueste lo que cueste. Esto no quiere decir que VOY A ENTRAR, sólo voy a dar lo mejor de mi para hacerlo. Claro que, si nueve meses de mucho estudio y poco descanso, un desequilibrio enorme para mi balanza biológica, dan como resultado un "no entraste", me da un ataque. Me enoja, no, me indigna, bah, las dos cosas, esos chicos que hacen el ingreso, se esfueran al 1% y mienten diciendo que estuvieron toda la tarde estudiando (nótese que 30 minutos no es toda una tarde). Y, como si esto fuese poco,no llevan tarea al colegio diciendo que no las dio el tiempo. Está bien, Pinocho, seguí así que ta va a ir bien. Quiero aclarar que yo no estudio 20 horas diarias, y simplemente porque no me daría la energía, pero intento hacer lo mejor que puedo.
Siguiendo con lo importante, quedan cuatro meses de estudio y me parece que, aunque los días pasan, el calendario no se altera. Diciembre me parece una ilusión, una gran mentira, sin embargo, es la más hermosa y buscada por los mil pibes del ingreso y yo. El último parcial es el más anhelado y el conteo final lo más esperado.
El día que todo termine, ahí, voy a cumplir mi condena, y voy a ser libre.