lunes, 13 de julio de 2009

Luck.

La vida está repleta de posibilidades, algunas mejores que otras. Lamentablemente, esas posibilidades no se consiguen sin antes hacer algo, opinar, elegir, dejar, tomar. Ahí es donde entra en juego la causa, es decir, la razón por la que pasan las cosas, la culpable de todo, el acto, el impacto, el error, el acierto, la elección. Algunas causas son superficiales, como la razón de la elección de un regalo, o de una salida una sábado a la tarde, y otras mantienen nuestra vida en equilibrio o la desnivela de forma brusca, como nuestras acciones con los otros, forma de ser, de hablar o de mirar. Esas últimas cosas pueden traer diversas consecuencias, catastróficas, desastrosas o mágicas y maravillosas. La consecuencia de algo es lo que sucede después del hecho, los movimientos después del error, las acciones luego del acierto, es algo mucho más importante que los conectores que nos enseñan en el colegio, es eso que nos mantiene derecho o nos aplasta contra el suelo. Es claro que una causa puede tener gran cantidad de posibles consecuencias, y eso depende nada más y nada menos que de la suerte, caprichosa y potente. Es una lástima que la suerte haga malas elecciones de las consecuencias la mayoría de las veces, como cuando una persona "mala" (y uso esa palabra para no arruinar la formalidad del texto) realiza una serie de actos (causa) realmente despreciables, ya sea con otras personas, con sus "seres queridos" o con la naturaleza, y la suerte, ingenua y errónea, le da una consecuencia maravillosa, o sea que nadie nunca se da cuenta de sus actos y siempre dejan a ese alguien en un estante de premios. Pasando al lado opuesto, a una persona "buena" (repito, siendo vulgar) siempre le pasan cosas malas, lo que conocemos como "mala suerte".

5 comentarios:

  1. ay bueno mara acabás de escribir una de las muuuchas cosas que me molestan todos los días. me la paso tratando de no molestar a mi suerte porque sé que si pienso que lo que hago está bien, después me sale mal y así sucesivamente ( no sé si me entendés ). la gente que tiene MUCHA suerte suele ser la más hija de puta que siempre anda hablando mal de la gente o que simplemente tiene la suerte que debería tener otra persona que de verdad la necesita. pero bueno u.u
    amo como escribís y yo te quiero aunque no hayas mirado titanic ! jajajaja mentira ♥ hablamos por msn después si es que nos encontramos a la noche, as always.

    ResponderEliminar
  2. te amo mara, sabelo. gracias por tanto, por firmar y por ser siempre la más graciosa. meeee da mucha paja firmar, pero estoy devovliendo comentarios. hasta lueeeeeeeeego.
    PD: estoy de verdad loca, tengo un rodete hecho, del cual cuelga una cinta que iba en un pantalón con dibujos de sapitos, un pantalón de gimnasia que me queda por las rodillas, zoquetes de NAIQUE t una remera azzul. te amo CHAU-

    ResponderEliminar
  3. hola mi bloger!!! me encanta como escribis eachita quiero tu vocabularioo mara jajaja !!!!
    Te amoamigaa besitos

    ResponderEliminar
  4. JAJAJAAJAJAJAJAJA EL COMENTARIO DE INE

    ResponderEliminar