viernes, 31 de julio de 2009

Guía para ser feliz.

He aquí los pasos para un día perfecto.
-Lavantarse, en lo posible estirándose. Mirar por la ventanta y descubrir un día hermoso.
-Poner los pies en el piso, es importante que primero aterrice el derecho.
-Mirarse al espejo y sonreir ante la monstruosidad de tu pelo.
-Poner cualquier tipo de dispositivo que emita música, preferiblemente algo alegre.
-Hacer un desayuno, tostadas, té, lo que sea. Desayunar sintiendo los rayos del sol.
-Abrir el armario pendando "hoy SÍ voy a saber qué ponerme", aunque sabemos que no es así.
-Una vez vestida, volver a mirarse al espejo, y, quieras o no, decir "estoy linda".
-Notar de nuevo el desastre natural de tu pelo, agarrar un peine e intentar calmarlo.
-Pensar en cualquier tarea/estudio y descubrir que ya está hecho.
-Tomar cualquier bolso/cartera/mochila.
- Meter en el/ella cámara, celular, llaves, plata, chicles,colitas, hebillas, lapicera, anotador y peine (sabés que tu pelo va a volver a su estado natural). Llamar a un/a amigo/a, esta guía puede ser para dos o más. (en caso de estar acompañado los pasos son en plural)
-Salir de la casa y caminar.
-Ver algo interesante/lindo/tierno/increíble, prender la cámara y sacar una foto.
-Volver a sacar una foto de lo mismo, desde otro ángulo, tenés tiempo.
- Hacer lo mismo repetidas veces con distintas cosas.
-Comprar algo para comer y tomar, sentarte, y almorzar mirando todo lo que te rodea.
-Ir a una plaza, cuanto más cuidada y llena de vida mejor, sentarte.
-Sacar el anotador y la lapicera, estar inspirada, dibujar o escribir.
-Detectar a un chico que es de tu escuela, muy muy muy lindo, sonreír tímidamente y que él te devuela la mirada.
-Hablar brevemente, y pasarse mail/celular/ teléfono, o las tres cosas.
-Pasear por la feria, y descubrir hamacas en la placita.
-Correr hacia ellas, sentarte y volver a tener 8 años.
-Seguir mirando artesanías y comprarte algo que te encantó.
-Sacar más fotos.
-Sentir pies y manos cansados, momento de volver a casa.
-No tomar un colectivo, caminar, pie derecho adelante, lo sigue el izquierdo y así.
-Llegar, dejar tu bolso/cartera/mochila, saludar a tu familia con un beso.
-Agarrar tu camisón o lo que uses para dormir y disponerte a darte un baño.
-Abrir la ducha, ponerla a una temperatura moderada y meterte.
-Estar de unos 15 a 20 minutos, cerrar la ducha, salir.
-Ver el espejo empañado y dibujar una cara feliz.
-Salir del baño, comer con tu familia, reír con ellos.
-Bajar las fotos de la cámara a tu compu.
-Mirar una peli comiendo helado y/o chocolate.
-Dormir.
-Soñar

miércoles, 29 de julio de 2009

Mancha con mancha no engancha.

El otro día pasaba por una plaza y vi a unos chicos jugando a la mancha. Qué fácil y lindo era todo cuando lo único que nos preocupaba era no ser encontrado en las escondidas, cuando nuestro mayor problema era ser la mancha por mucho tiempo y cansarse de eso, los momentos en los que necesitabas correr para que no toquen tu espalda que te digan "toqui". Y ahora, ahora todo cambia, te preocupás por el estudio, tu mayor problema es no sentirte bien con vos mismo y necesitás correr para escaparte de todo. Tus necesidades son otras, tus amigos son tu todo, sin embargo creés que tu todo es más grande de lo que realmente es y cuando te enterás, te derrumbás, con ganas de hacer una carrera al fin del mundo, queriendo estar solo. Siendo chico todo está lleno de vida, sos una pequeña parte de todo un sistema, una pieza que desconoce todo, y que se contenta con su ignorancia. Una pieza feliz, sin interrogantes. De grande ya sos un signo de interrogación, con miles de preguntas para hacer, dudas y temores. En las distintas etapas de tu vida enfrentás todo de distintas maneras,cuando sos chico tu excusa es "mancha con mancha no engancha", cuando sos adolescente tus refugio son tus amigos, de adulto tenés que mirar cara a cara a los conflictos y ya de viejo, le diste la espalda a los problemas.

jueves, 23 de julio de 2009

See.

Vi la primer hoja madurar por una semana desde la ventana de mi casa. Al fin la vi verde y hermosa, entonces lo entendí. La primavera había empezado. Se sentía lindo pensar que en un tiempo iba a estar ahogada en colores, como si cada partícula de aire pintara algo. Me quedé mirando la pequeña flor que intentaba pasar inadvertida fuera en mi balcón, rodeada del cristal más hermoso que es la nieve, pero mi vidrio la reflejaba dos veces, y su prefección de duplicaba. La tentación me venció y dejé chocar todo el aire que salía de mi cuerpo contra el vidrio, y una capa fina de agua lo cubrió. Pasé mi dedo por ahí dejando que vaya hacia donde él quisiera, y el muy caprichoso siguió una línea recta y volvió a caer al costado de mi cuerpo, empujando a su paso, a la muñeca y al brazo. No me acuerdo muy bien qué pasó, pero al rato me descubrí mirando cómo la hoja se escondía del mundo, poblándose de arrugas y volviéndose gris, y cuando quise enterarme, el otoño había comenzado.

domingo, 19 de julio de 2009

Mi todo.

No les resulta algo injusto que "día del amigo" sea una vez al año, y que cada 20 de julio tengamos que correr a comprar regalitos? Que de pronto, por 24 horas lo más importante del mundo sean los amigos? Para mí, y lo digo desde mi punto de vista, de chica de 12 años, el día del amigo es totalmente materialista, o sea, SIEMPRE tenés que regalar algo, cómo si con eso representaras la amistad.
Yo creo que a los amigos hay que valorarlos todos los días y en cualquier momento, porque para mí son todo, lo que me sostiene, los que me dicen que hago bien y que no, la vocecita inapagable en mi cabeza que me aconseja, aunque a veces se equivoca, pero que es tan necesaria que puedo perdonarla infinitas veces. Les pido perdón por todas las veces que me enojé por nada y también lo hago de antemano por las próximas veces que pase, por gritarles cuando estaba nerviosa y por haberme equivocado como lo hice. Pero también les digo gracias por perdonarme, por darme otra oportunidad y por no dejarme nunca, y menos cuando más lo necesité, por hacerme reír como lo hacen, por ser mi todo y por dejarme ser parte de su vida. Por aguantarme todos estos años, aunque algunos los conozco hace unos meses y los amo como si los conociera de toda la vida, por hacer de mis ojos, mis orejas y mis labios cuando fue necesario, por escucharme y dejarse escuchar, por esos silencios tiernos y por esos momentos llenos de energía en los que sobran las palabras. Por tantos momentos increíbles y únicos, minutos horas y segundos que no cambio por nada. Por tantos llantos tanto de felicidad como de bronca o tristeza. Por ayudarme
Solo digo que no sería nada sin ustedes, que les agradezco todo y que aún así no me alcanza, y no creo que lo logre nunca. No llego, ni con las palabras ni con nada, a explicar lo que son para mí, lo que los amo y las ganas que tengo de no dejar de vernos nunca. Son mi todo, los adoro con todo mi ser y "feliz día" ♥

lunes, 13 de julio de 2009

Luck.

La vida está repleta de posibilidades, algunas mejores que otras. Lamentablemente, esas posibilidades no se consiguen sin antes hacer algo, opinar, elegir, dejar, tomar. Ahí es donde entra en juego la causa, es decir, la razón por la que pasan las cosas, la culpable de todo, el acto, el impacto, el error, el acierto, la elección. Algunas causas son superficiales, como la razón de la elección de un regalo, o de una salida una sábado a la tarde, y otras mantienen nuestra vida en equilibrio o la desnivela de forma brusca, como nuestras acciones con los otros, forma de ser, de hablar o de mirar. Esas últimas cosas pueden traer diversas consecuencias, catastróficas, desastrosas o mágicas y maravillosas. La consecuencia de algo es lo que sucede después del hecho, los movimientos después del error, las acciones luego del acierto, es algo mucho más importante que los conectores que nos enseñan en el colegio, es eso que nos mantiene derecho o nos aplasta contra el suelo. Es claro que una causa puede tener gran cantidad de posibles consecuencias, y eso depende nada más y nada menos que de la suerte, caprichosa y potente. Es una lástima que la suerte haga malas elecciones de las consecuencias la mayoría de las veces, como cuando una persona "mala" (y uso esa palabra para no arruinar la formalidad del texto) realiza una serie de actos (causa) realmente despreciables, ya sea con otras personas, con sus "seres queridos" o con la naturaleza, y la suerte, ingenua y errónea, le da una consecuencia maravillosa, o sea que nadie nunca se da cuenta de sus actos y siempre dejan a ese alguien en un estante de premios. Pasando al lado opuesto, a una persona "buena" (repito, siendo vulgar) siempre le pasan cosas malas, lo que conocemos como "mala suerte".

domingo, 5 de julio de 2009

Homo Sapiens Sapiens

Hoy voy a hablar de lo que llamamos "humanos". Primero que nada, aclaro que de éstos quedan unos pocos, que muchos habitantes del planeta no tienen humanidad. Muchos de ustedes (las dos o tres personas que lean esto) asocian esto automáticamente con Bush, Menem y todos eso que, aunque son un desastre y me dan verguenza ajena, no son los únicos, están en todos lados. Veamos:
La persona que ve a una arañita (que quede claro el diminutivo) empieza a dar alaridos desesperados y busca cualquier cosa, cuanto más dura mejor, para matarla, ¿no ves que te tiene más miedo que vos a ella? ¿que su minúsculo tamaño le impide comerte vivo?. ¿Te gustaría que venga un gigante y te aplaste con un zapato? imagino que no, entonces, ¡NO LO HAGAS!. Peor es la persona que masacra hormigas por puro placer, o el que caza animales para exponer sus cabezas en el comedor de su casa, ¡qué lindo comer y tener los colmillos de un elefante atrás! ¿lo usás de apoyabrazos?.
Dejando de lado los ejemplos recién nombrados, pasemos a la relación "hombre"-naturaleza, en donde encontramos a una gama de seres -DIVINOS, por cierto- que tiran la basura al piso, como si el suelo fuera una gran basurero, y se justifican pensando "bah, es sólo uno, no hace nada", y no mi amor, si todos pensaramos como lo hacés vos, si todo tuvieramos tu cerebro diminuto, terminaríamos nadando en basura en aproximadamente dos meses. !Ah!, y que derrochen agua me saca totalmente.
Llegando a la última parada en cuanto a relaciones, nos cruzamos con la peor y más complicada de todas: la relación entre nosotros mismos. Lo digo con total objetividad: DA ASCO. No paramos de tratar mal al otro, de menospreciar, de criticar, o de intentar ser mejor que el otro. Estoy cansada de ver en todos lados la misma actitud de " yo yo yo yo, el otro que se cague", o que las personas sean realmente hipócritas, quedando mal con todos por intentar quedar bien. El problema de todo esto no son esos engendros que desatan en mí pensamientos asesinos, sino que los demás se callan y los dejan ser libres y detestables, pero libres al fin. ¿Cuesta tanto tener un poquito de sentido común y dejar ser al otro lo que él quiera? Con esto el mundo no va a explotar, los que vamos a explotar vamos a ser nosotros porque vamos a terminar siendo unos egoístas y sin razón.
Y de a poco, en silencio, somos cada vez menos humanos, perdemos el privilegio de ser los únicos animales racionales para volver a ser monos, perdemos todo sentido de la humanidad.

sábado, 4 de julio de 2009

Infinito Punto Rojo

La gente suele decir "el cielo es el límite", pero el cielo tiene distintas alturas e inculsive colores, todo eso dependiendo de cada uno. Para unos el cielo es lo que nos contiene y por eso le da miedo alcanzarlo, por temor a caer un vacío. Otros, un tanto más optimistas, lo ven como su máxima ambición, pretenden llegar hasta su celeste más intenso y quedarse con un pedazo, como símbolo de gloria. Un procentaje, no se propone objetivos ni límites, temiendo al fracaso total, por lo tanto, se plantan en la tierra para no salir nunca más.
En lo personal, el cielo me parece un conjunto de ideas, todas pegadas, que con casa soplo del viento nos llena y son capaces de hacernos volar y crearnos una nueva sensación.

miércoles, 1 de julio de 2009

Yo pregunto. Tú preguntas. Él pregunta.

Yo me pregunto, ¿cómo puede ser que grandes de la música, como los Beatles o Queen, hayan escrito las más hermosas frases, esas que van a quedar marcadas en la historia en, inclusive, 15 minutos y yo, en 1 hora, no logre ni la cuarta parte de la mitad de sus letras? No estoy diciendo tendría que esciribr como ellos, es prácticamente pedir el cielo, pero al menos pido poder empezar una entrada sin escribir y borrar una serie de palabras sin sentido al menos una docena de veces. Es simple, ellos en 900 segundos lograron palabras mágicas, y conozco pocas que puedan igualar "All you need is love" o "Breakthru to the sunshine from the rain" y menos todavía, superar. Una ecuación sencilla, es decir, de sus mentes salían los más puros pensamientos y encontraban la forma perfecta de transportarlos al papel y yo, con un teclado enfrente mio dudo incluso más que con mil opciones ante una decisión, simplemente para escribir a mi antojo en una página web. Que frustrante.
Yo ignoro la cantidad de veces que habré borrado las mismas palabras, como también ignoro el tiempo que les habrá tomado a ellos agarrar ese pequeño pedazo de inspiración tan viva dentro de sí mismos y, con lo primero que econtraran que tenía la capacidad de manchar un papel, inventar esa cantidad incalculable de lo que vulgarmente llamamos "letras". Pero son mucho más que eso.